01. agosto 2018
La Garnacha es sinónimo de vida y ese es el origen de casi todos nuestros vinos. Cuando decidimos embarcarnos en esta “locura” de hacer nuestro propio vino, nuestro objetivo era la elaboración de un vino diferente, elegante y singular.