La Viña Escondida

Llega la primavera y vuelve La Viña Escondida. Flores, fruta fresca, mineralidad...

 

Si 2007 destacó por su frescura y elegancia, a partir del 2008 profundiza en el estilo franco y amable que hizo de La Viña Escondida un referente de las garnachas de altura ya en su primera añada. Una nueva cosecha más estructurada y frutal que nace con vocación de envejecimiento y que expresa una forma de entender el vino como la perfecta armonía entre el territorio, el viñedo y el talento del viticultor. Eso que lo franceses llaman terroir. 

Ficha técnica

 

D.O.: Méntrida

 

Viñedos: Vino elaborado con racimos de la colina de una vieja viña de garnacha de 85 años con suelo granítico. Esta cima tiene sus viñas expuestas a las cuatro puntos cardinales, recibiendo así diferentes exposiciones a los rayos del sol, con lo que se consigue una perfecta maduración. Viticultura ecológica.

           

Variedad: Garnacha 100%.

 

Vendimia: La vendimia se hace como con todos nuestros vinos en  cajas.

 

Elaboración: Maceración prefermentativa en frío, pisado tradicional  durante la fermentación. Se realizo la prensada de manera simbólica, prensadas muy leves.  

                                 

Crianza: Inmediatamente se trasladó el vino a barrica utilizando un fudre nuevo de 2.000 litros de roble francés, durante 15 meses. Fermentación maloláctica en el fudre.

 

Producción:  2.250 botellas de 0,75 L.                       

 

Datos analíticos:  

  • Alc.% Vol.         14,5
  • pH                    3,40
  • Acidez total      6,2

 

Nota de cata: Color rojo rubí brillante y vivaz. En nariz muestra una enorme complejidad, encontramos aromas de cerezas, violetas, pólvora, ahumados, ciruelas, incienso, frambuesa, mora y maderas bien ensambladas junto con destellos minerales...

Cambia a cada golpe de muñeca, sorprendiendo siempre. Al paladar se muestra sedoso y muy fresco, fácil de beber, con un tanino pulido y amable. Acaricia la boca y nos deja un recuerdo intenso y explosivo a la vez que sutil y elegante. Largo, aterciopelado y lleno de frescura.